8 divertidos neologismos pandémicos – Parte II

En la última entrada del Octoblog hice una primera recopilación de neologismos pandémicos que prometí ampliar y creo contar ya con material suficiente para poder hacerlo con otros 8 nuevos términos que siguen alimentando nuestro léxico pandémico.

De nuevo, no son todos los que están ni están todos los que son, solo pretenden sacar una sonrisa tras la pantalla. Y, por supuesto, estaré más que encantada de seguir ampliando esta lista con vuestras aportaciones.

¡Allá vamos!

01.

Airgasmo. Dícese del placer intenso que se experimenta al despojarse de la mascarilla y respirar aire fresco. De todos los términos que me propongo comentar hoy, este es, sin duda, el que más gracia me hace y más placentero me resulta…

02.

Mascné. Dícese de la erupción cutánea producida por el uso prolongado de la mascarilla. Este fue uno de los primeros neologismos que surgieron cuando se impuso la obligatoriedad del uso de la mascarilla. Creo que somos legión los que padecemos esta incómoda consecuencia…

03.

Covidilio. Dícese de las relaciones sentimentales surgidas en tiempos de Covid. A mí esta palabra me evoca de inmediato una escena de la película “Aterriza como puedas” en la que dos de sus protagonistas se disponían a mantener relaciones sexuales enfundados en preservativos integrales que cubrían cada centímetro de sus cuerpos. No corren buenos tiempos para los idilios…

04.

Viroterrorismo. Dícese de la acción y efecto de infundir terror a través del virus (del coronavirus, más concretamente). Podríamos calificar este término como el antónimo de negacionismo. Llevamos un año oyendo (también) voces que nos aterran sobre los efectos del SARS-CoV-2. Que no digo yo que no, pero que a veces consiguen hundirnos más en la ciénaga…

05.

Tripanofobia. Dícese del miedo irracional a recibir una vacuna. En términos puristas, este no es un neologismo, pero sí un término que yo he aprendido y descubierto durante la pandemia. Toda la infoxicación (definida en el siguiente punto) que estamos sufriendo en estos tiempos ha generado una marejada de tripanofóbicos y tripanofóbicas que reniegan de las vacunas o, para ser más precisa, de algunas vacunas…

06.

Infoxicación. Dícese de la intoxicación informativa que padecemos en estos tiempos pandémicos. Aunque la información es poder, tal vez demasiada información (en orejas y ojos no aptos para su manejo) puede alentar el surgimiento de coronacuñados y todo tipo de expertas y expertos de nuevo cuño en esto de las pandemias, los coronavirus, la gestión pública, la sanidad…

07.

Inmunidad de rebaño. Dícese de los beneficios que la vacunación a gran escala produce en la sociedad por conseguir una inmunidad colectiva, incluso entre aquellas personas no vacunadas o que han superado una enfermedad. A ver, esto, de nuevo, no es un neologismo auténtico, pero sí un término que se está utilizando con mucha frecuencia últimamente ante la tan ansiada vacunación y creo que requiere cierta explicación e, incluso, un cambio que entre todos y todas podemos conseguir. Procede del inglés herd immunity, donde herd, efectivamente, significa rebaño, pero también grupo, colectivo… Muchas y muchos es verdad que nos sentimos un poco como esas “ovejas tontas que, donde va una, van todas”, con esto de las restricciones y el seguimiento de las sendas que nos marcan las autoridades, pero igual sería más bonito hablar de “Inmunidad colectiva” o “Inmunidad de grupo”, ¿no os parece? Aunque el virus tenga un origen animal, me gusta seguir considerándome persona…

08.

Terraceo. Acción y efecto de terracear. Dícese de la nueva modalidad de ocio a la que nos hemos visto abocados en tiempos de pandemia. Aquellas personas que tenemos descendencia en edades aún tempranas ya conocíamos este tipo de entretenimiento y reunión social, pero las nuevas generaciones (y las viejas, que la franja de edad aquí es muy amplia) están descubriendo esta nueva forma de interacción social, que se ha trasladado de la barra del bar o la pista de baile en corrillos a la ordenada disposición en mesas de terraza en grupos de un máximo de 4 personas, aunque caigan chuzos de punta. Eso sí: ¡qué bonitas nos están quedando las aceras y las plazas con toda esa variedad de sombrillas y toldos que adornan ahora los espacios!

Pues hasta aquí llega la segunda parte de mi compilación de neologismos pandémicos. Como toda esta situación es más larga que un día sin pan, cada nuevo cambio seguro que nos trae nuevas palabras, más o menos bonitas, para expresar todo aquello que estamos viviendo. Aprovechemos este momento histórico (por darle un poco la vuelta y que no todo sea negativo) para agudizar el ingenio y seguir jugando con las letras para crear preciosas composiciones cargadas de significado.

Y, recuerda, en Nekane Says disfrutamos con las palabras, pero no nos las tomamos a la ligera, aunque juguemos con ellas. Contáctanos para tus necesidades de traducción e interpretación en las vías habituales y a través del formulario de contacto de la página de inicio.